Hiperlectura

Hipertexto lento

Atacar a las autoridades

Etiquetas: henrik ibsen, un enemigo del pueblo.

18th June 2019

HAUSTAD.—Puede ser un colaborador impagable.

THOMSEN.—Sí, en tanto se limite a la historia del balneario; pero si va más adelante, no podemos apoyarlo sin más.

HAUSTAD.—¡Bah!, eso depende de…

BILLING.—Pero usted es un terrible miedoso…

THOMSEN.—¿Miedoso? Sí, cuando se trata de las autoridades locales, soy muy miedoso; en esa materia he aprendido algo en la escuela de la experiencia. Pero hábleme de alta política; haga usted, si quiere, oposición al Gobierno, y ya verá usted si tengo miedo.

BILLING.—¡No, ya lo sé; entonces no! Pero en eso consiste precisamente su doble naturaleza.

THOMSEN.—La cosa es muy simple. Yo soy un hombre de conciencia. Si uno ataca al Gobierno, no causa uno el menor daño, porque se preocupan muy poco de lo que digan los periódicos…, sigue donde estaba. Pero las autoridades locales pueden ser destituidas; y los agitadores, encargados de sustituirlas. Y entonces toma quizás el poder gente inepta, con daño incalculable para la Asociación de Propietarios y de otras personas. Por eso digo: en la política local, quietecitos.

HAUSTAD.—Pero la educación política del hombre sencillo por la autoadministración, ¿qué cree usted de eso?

THOMSEN.—Cuando se ha conseguido adquirir algo que vale la pena conservar, no se puede pensar en todo, señor.

HAUSTAD.—Si es así, ojalá que yo no llegue a adquirir nunca nada.

BILLING.—¡Muy bien!

THOMSEN.__(Sonriendo)__ —¡Hum! (Señala el pupitre.) En la silla de redacción se sentaba antes de usted Steinhoff el síndico.

BILLING. (Escupiendo) —¡Uf! ¡Un tránsfuga sin igual!

HAUSTAD.—Yo no soy una veleta ni lo seré jamás.

THOMSEN.—Un político no debe jurar eso, señor Haustad. Y en cuanto a usted, señor Billing, según me han comentado, pretende usted un puesto de oficial en el Ayuntamiento.

  • Ibsen, Henrik. Un enemigo del Pueblo. Caseros: Gradifco, 2016.

Acerca de...

Hiperlectura

Hiperlectura es mi espacio de relectura.